La vida feliz de un dino despistado

Este es un cuento breve en el que el protagonista, Nicasio M20-11, un dinosaurio de una especie que se creía extinta en el período cretácico de la era mesozoica, es avistado de nuevo por un joven paleontólogo en un área geográfica que no se puede desvelar por razones de seguridad.
Allí es fotografiado por un intrépido reportero que se juega la vida para realizar estas imágenes. El animal es capturado para colocarle un microchip y posteriormente se siguen sus movimientos con un geolocalizador vía satélite, que permite descubrir que su verdadero deseo es únicamente ver el mar.
Todo esto sucedía -no me preguntéis por qué, son secretos de un niño- en marzo de 2011, según indican los archivos raw de mi cámara.