Publicado el

FARO DE PENA BURELA

 

Como ya sabréis muchos de vosotros hace un tiempo publiqué FINISTERRAES, un libro sobre los faros de Galicia. Uno de los 40 faros que aparecen en el libro que a mí me resulta más emblemático, no tanto por su tamaño (es una modesta baliza) como por su ubicación, en medio del mar, es el situado frente a la costa lucense de Burela. En parte también porque ese faro es un referente del imaginario del niño que dio forma a ese libro.

Un tiempo después de publicado el libro, coincidiendo con uno de temporales que nos azotaron el pasado invierno, volví allí a fotografiarlo con las olas batiendo con fuerza contra él, cubriéndolo en su totalidad por agua y espumas. Días más tarde, en una situación insólita, la fuerza del mar alcanzó tal magnitud que arrancó la torre de hormigón de su base y lo tumbó, arrancándole todo el instrumental de señalización marítima, dejándolo a día de hoy en desuso.

Hace apenas una semana llamé a mi hermano Carlos para que me llevase, en su lancha de pesca Marisol, desde el puerto de Burela hasta el faro para hacerle unas fotos, con el fin de preparar esta entrada en el blog. Y allí nos fuimos los dos, con mis sobrinos bureleses, hasta el pequeño faro de Pena Burela. Quince minutos de travesía hasta la torre con mar en calma y amenaza de un frente de lluvia de oeste, que hizo que llegásemos de vuelta a puerto justo antes de que empezase a llover.

Y este es el resultado de un faro que es el centro del emblema heráldico de Burela, uno de los puertos pesqueros más importantes del Cantábrico.

Deja un comentario